26 febrero 2008

Debate Zapatero - Rajoy

Advertencia: Esta entrada está confeccionada con ideas propias y en ejercicio de la libertad de expresión. Si esperas encontrar una reproducción de las opiniones de los medios tradicionales de izquierda o derecha, cambia de blog. Se trata sólo de la opinión de un ciudadano cualquiera.


Ayer fue el primer debate electoral entre los dos principales candidatos a la presidencia de este país en 15 años. Otra vez, bajo el mandato del PSOE (los gobiernos del PP nunca han querido debatir) y otra vez se ha realizado bajo un formato estrictamente pactado que le ha restado frescura y efectividad.


En líneas generales, el nivel fue bajo y las propuestas pocas ya que el candidato popular, Mariano Rajoy, se encargó de empantanarlo con reproches, insultos y la marrullería que le ha venido caracterizando a lo largo de una legislatura que viene recalentando con los obispos “catódicos” y los militares golpistas. Mientras tanto, el presidente Rodríguez Zapatero trató de defenderse de la crítica y las descalificaciones de su oponente, defendió su gestión e, ignorando muchos de los insultos y reproches, realizó sus propuestas de futuro, aunque a esto último le dedicó poco tiempo.


Lo más destacado de Rajoy es que quiso llevar la iniciativa, y en buena parte lo consiguió, para lo cual no dudo en jugar sucio. No se sonrojó a la hora de manipular temas tan sensibles como el terrorismo, acusando al gobierno de haber fortalecido a ETA y haber “agredido” a las víctimas, o a la hora de realizar un discurso xenófobo en el que vinculó a los inmigrantes con el delito organizado, con la pérdida de prestaciones sociales de los españoles y con la pérdida de identidad de una “vieja nación”. Su visión de la economía fue catastrofista y se fijó únicamente en la inflación de algunos de los productos de la cesta de la compra y el encarecimiento de las hipotecas (que no depende del gobierno sino del Banco Central Europeo) Por último, a falta de propuestas, nos deleitó con una estúpida historia de una niña que no se qué historia pintaba en el debate (le perdí el hilo porque era, básicamente, una estupidez)


Zapatero, estuvo buena parte del debate a la defensiva, intentando contrarrestar los ataque de Rajoy con un balance positivo de su gestión, comparándolo con el de los gobiernos en los que ha participado Rajoy (por lo que éste le dijo que sólo miraba al pasado) Lo cierto es que, entiendo que un Presidente que aspire a la reelección haga este tipo de balances. Al trapo de la bronca entró poco (por ello el PP se siente vencedor del debate: “Zapatero se vio arrinconado”, dicen) y, gracias a esto, fue el único de los dos candidatos en hacer propuestas (razón por la que creo que ha estado ampliamente mejor). Entre las más destacadas están: subir el salario mínimo de 600 a 800 €, mejorar las pensiones de viudedad, seguir incrementando las plantillas de policía y guardia civil, realizar 150.000 viviendas de VPO al año, llevar las energías renovables hasta un 20% para reducir las emisiones de gases invernadero, llegar a un acuerdo con empresarios y sindicatos para mejorar las condiciones de trabajo, ampliar el permiso de paternidad a un mes, disminuir el IRPF 400 € en cuota para asalariados, pensionistas y autónomos y seguir aumentando el porcentaje de presupuesto dedicado a I+ D + I, para converger con la UE, y el de ayuda al desarrollo, hasta llegar al 0,7%.


En conclusión, pudimos ver un candidato agresivo hasta el extremo de la violencia verbal contra el presidente y los inmigrantes (¿xenofobia?) y un presidente que aspira a la reelección que hace un balance optimista de su gestión y propone medidas concretas para profundizar en su modelo de estado del bienestar. Personalmente, esta confrontación me ha dejado bastante claro quién prefiero que gobierne a mi país.


Este tipo de debates tiene una segunda parte, y no me refiero a la próxima cita del lunes, sino a las valoraciones de la prensa. En ocasiones, me pregunto si la opinión de la gente se basa en lo que escuchan en el debate en sí o en la “valoraciones de los medios de uno u otro lado. Las encuestas realizadas justo después de la confrontación dan “vencedor” a Zapatero por entre 6 y 15 puntos (sondeos de cuatro, la sexta y antena tres) Posteriormente, y tras la campaña de opinión de los medios de derecha y la autocrítica de los medios de izquierda que le piden “más caña” al presidente, las diferencias se han acortado hasta 2 y 3 puntos (pulsómetro de la SER y sigma dos para elmundo.es)


Enlace al texto íntegro del debate: Link

2 comentarios:

vespinoza dijo...

El 99% de los españoles creen que ha ganado Rajoy (COPE dixit), el 1% restante son los dentistas esos que recomiendan los chicles con azucar. Mala gente

Carlos dijo...

Muy buena tu historia, estoy bastante de acuerdo contigo, aunque espero que en la segunda parte de esta historia podamos escuchar propuestas que fué loq ue he echado en falta en la primera

Vota

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...