08 marzo 2010

Mis ostinatos favoritos

El ostinato es una melodía, ritmo o progresión de acordes que es repetida y que, aunque en su versión más sencilla es una mera repetición, pueden presentar ligeras variaciones de la línea original que, sin embargo, debe permanecer identificable. De esta manera, un recurso aparentemente tan sencillo puede complicarse enormemente y, por tanto, transmitirnos sensaciones muy diversas.

Normalmente, ha sido muy utilizado en la música culta. De hecho, en el barroco, el recurso se emplea constantemente a través del basso continuo, siendo famosísimo el Canon y Giga en re mayor de Johann Pachelbel. Sin duda, una de las más deliciosas piezas musicales de la historia, simplemente armada, tanto armónica como estructuralmente, sobre el ostinato de la línea del bajo.



Más popularidad tiene, sin embargo, el Bolero de Maurice Ravel, una pieza que se construye alrededor de un imperturbable ostinato de tambor (169 repeticiones)



Pero no sólo en este tipo de música se encuentran armazones tan repetitivos. Entre los músicos populares también se ha usado, y bien, estos recursos. Un buen ejemplo es Mike Oldfield. No hay más que escuchar su debut en solitario: Tubular Bells.




Para finalizar, en el último disco de Wilco destaca la canción Bull Back Nova, construida sobre un poderoso ostinato que consigue un tono oscuro y asfixiante:




1 comentario:

Andy Capp dijo...

Tubular bells...hacia tiempo que no la escuchaba.

Un abrazo y muy buen blog le añado y le dejo el mio.

http://desvariocotidiano.blogspot.com/

Vota

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...