06 junio 2012

Paulino y los sótanos del poder


Cuando el presidente del gobierno de una comunidad autónoma tiene que entrar por el garaje a los actos de conmemoración del día de la autonomía que dirige, podría parecer que se trata de una noticia de primera plana. Especialmente, si esto se produce porque son los propios empleados públicos de su comunidad los que le esperan a las puertas del recinto para recibirlo con una sonora pitada. Sin embargo, si ese presidente del gobierno reparte sumas millonarias a los medios de comunicación que le complacen, entonces la noticia no aparece en ningún lado. Alguna pequeña referencia interior en la que se resta importancia al tamaño de la concentración y en las que, por su puesto, se omite la cobardía de no afrontar la pitada y preferir entrar por los sótanos. No se trata de una hipótesis, sucedió en Canarias el día 30 de mayo de este año.


Con un despliegue policial digno de un presidente de república bananera, los empleados públicos protestaban por un nuevo descenso de sus salarios (un 10%) que se suman a cuatro años de congelaciones y al descenso nacional del 5%. Por ello, ya hartos de la incompetencia de Rivero, de sus delirios de grandeza (Radio Televisión Canaria, Policía Autonómica, etc...) y de su permisividad con el fraude del REF y del POSEI, instrumentos que sangran la economía y las arcas públicas isleñas, los empleados parecen haber tomado conciencia de la injusticia y la peligrosidad de un personaje que lleva al archipiélago a un abismo social de desigualdad, paro y pobreza que ya no son sostenibles.

Distintas acciones como ésta se han venido ralizando en los últimos meses pero su penetración en la prensa sigue siendo escasa por lo que, quizás, haya que ir hacia estrategias más cercanas a la guerrilla de la comunicación y a la creación de un núcleo duro de resistencia frente a la hipertrofia de la egolatría de este personaje que maneja el presupuesto público a su mayor gloria.

Fotos: colectivo arribalasqueluchan

Vota

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...