11 julio 2007

El dinero y la moral de la Iglesia

En 2003, Fernando Giménez Barriocanal, Asesor económico de la Conferencia Episcopal Español, escribía en el diario católico Alfa y Omega (de cuyas delicias siempre le he hablado a Vespinoza) un artículo en el que se justifica la asignación a la Iglesia de una parte de los ingresos del IRPF. Entre otras cosas, argumentaba que "[...] La Iglesia paga, como todos, el recibo de la luz, la calefacción, la retribución de los sacerdotes ... y necesita dinero para el desempeño de su labor pastoral y caritativa." Le recomiendo a Don Fernando que actualice su artículo e incluya que la Iglesia debe pagar también indemnizaciones por ocultar los abusos sexuales de sus caritativos pastores.

Tira mexicana sobre el tema (se ve que no sólo encubre Roucco Varela)

Admás, Don Fernando, oculta usted que la mayor parte de la financiación de la acción social de laIglesia en España está pagada por el Estado mediante subvenciones a ONGs cristianas, tales como Caritas, Proyecto Hombre etc... que se nutren abundantemente de los presupuestos estatales, al igual que los colegios católicos a través de los conciertos con la administración. Por tanto, ese dinerillo (varios millones de euros de nada) de la casilla de la Iglesia es para el sostenimiento de las lujosas estructuras y de los privilegios de los que, como Rouco Varela, se dedican a ocultar los abusos sexuales en sus centros.

También es digo de comentario el hecho de que Rouco Varela, el encubridor de abusos sexuales a niños, es el mismo que criticó a los curas de la Iglesia de San Carlos Borromeo por "profanar la eucaristía", "no tener respeto a Cristo" y porque "Quienes no tienen fe injurian a la comunidad creyente simulando participar de sus misterios, y quienes creen rompen la comunión que Cristo quiso para su Iglesia" y todo por dar la comunión con un bollo, algo mucho más grave que cometer continuadamente abusos sexuales a un niño, dónde vamos a parar.

Por último, no es depreciable el hecho de que la Conferencia Episcopal Española, en cuya Junta Plenaria está el encubridor de pederastas, está haciendo una importante campaña contra la asignatura Educación para la Ciudadanía, apelando a la objeción de conciencia de padres y centros y alentando a grupos extremistas como Hazte oir que habla abiertamente de que la asignatura es una especie de "Educación para la Homosexualidad" o Profesionales por la Ética que hace tres cuartos de lo mismo así como al foro de la familia (no la enlazo porque no me da la gana).

Imagen con la que Hazteoir.org ilustra sus objeciones contra EpC sin saber que el enemigo está en casa.

2 comentarios:

Otro Victor dijo...

Tranquiloooo... tómate la pastillitaaa...

ricardo dijo...

Los que no están tranquilos son los que no tienen limpia la conciencia. Yo por mi parte duermo como un niño (espero que eso no te ponga)

Vota

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...