10 septiembre 2008

Sin Dios (de Aburrimiento)

Hoy extraigo de Aburrimiento la siguiente entrada, cuya vigencia parece intacta:

"Hoy en día es muy corriente escuchar a la iglesia católica revindicar un espacio público para la religión (la propia claro está) y acusar al gobierno de querer arrinconar al hecho religioso a un ámbito puramente personal. El Papa ha iniciado una nueva “cruzada” en la que pretende que los poderes públicos actúen como si dios existiera. De esta manera, la Iglesia en general y la Conferencia Episcopal, en España, han iniciado una revolucionaria campaña para coartar el poder del Estado, intentando supeditar su actuación a la moral cristiana. Esto es especialmente visible en la educación, la moral sexual o en el concepto de familia.

Por todo ello, es evidente que se ha iniciado una revolución neo-cristiana apoyada por algunos nacionalismos y por amplios sectores de la extrema derecha que, sin embargo, no duda en unir sus fuerzas a religiones aparentemente opuestas como el Islam, el protestantismo o el judaísmo para la consecución de sus fines. El ataque se fundamenta no sólo en la conquista del estado sino también en el derribo de la credibilidad de la ciencia mediante métodos espurios, incluyendo teorías de pseudo ciencia como la del Diseño Inteligente (apoyada tanto por distintas iglesias cristianas como por partes importantes del Islam) Asimismo, se pretende imponer la idea de que sin dios no puede haber orden ni ley porque la diferencia entre bien y mal procede de la ley natural y ésta de dios. Todo ello no son más que elementos de una estrategia para volver al estado teocrático.

Por el contrario, nadie reivindica el derecho de los “sin dios” a salir al espacio público, a manifestar sus ideas y, mucho menos, a criticar las de cualquier religión (véase el caso de las caricaturas de Mahoma o el de las obras de Leo Bassi) Además, en ocasiones, esas críticas pueden considerarse burla o menoscabo de una determinada fe y, entonces, se considera delito (como es el caso en España)

Pues bien, en este espacio me atrevo a decir que el universo es materia y que ésta no ha sido creada. El ser humano no es más que una consecuencia de la evolución del universo y las leyes que lo rigen. Además, esto no supone que no pueda existir orden o ley porque esa cuestión ya ha sido resuelta desde antiguo por numerosos filósofos, culminando su formulación en el Contrato Social. Además, aspectos de los valores cristianos como la fe, la esperanza o la caridad, así como su moral sexual, entre otras cosas, me repelen y tengo derecho a decirlo"

5 comentarios:

vespinoza dijo...

Veo que la continua revisión de expedientes le ha hecho abandonar la fe la esperanza y la caridad, tranquilo parece que es un proceso natural que se da al revisar el expte nº 200.

copepodo dijo...

Estoy de acuerdo con Vd. (faltaba más), pero creo que de hecho esas supuesta "revolución neorreligiosa" está perdiendo fuerza, y lo digo como asiduo cotilleador de foros ultracatólicos, cuya actividad no tiene ni punto de comparación a la que había en 2004-2005. Creo que son un buen termómetro.

ricardo dijo...

Pues me alegro mucho de sus noticias, sr Copépodo. Recuerdos a Mccain

Interesante dijo...

Yo desde hace tiempo que no doy fe a la religión católica. Prefiero ser yo y actuar de acuerdo a mis principios. Parece que con el nuevo gobierno de ZP llevan la contraria al catolicismo aunque quizás hay demasiada libertad.

Aburrido de internet dijo...

Curiosas palabras amigo cienciologo

Vota

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...