01 febrero 2009

El Método Berriel

La historia del proyecto para la construcción de un puerto industrial en Granadilla de Abona (Sur de Tenerife) es larga y compleja. Para el que no la conozca, se puede resumir en los siguiente hitos:

El proyecto es promovido por la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife y apoyado por el Gobierno de Canarias que, por Acuerdo de 6 de mayo de 2002, solicita al Ministerio de Medio Ambiente la declaración de interés público de primer orden, por razones de índole social y económica.



En este Acuerdo, se afirmaba que, la construcción de un nuevo puerto en la isla de Tenerife , constituía una necesidad inaplazable para la economía insular, para convertirse en una plataforma logística norte - sur con fuerte proyección hacia el mercado africano, y que no existía ninguna localización alternativa que fuera viable.

El hecho de que la construcción de un puerto industrial que, en su proyecto inicial era superior al de Santa Cruz, se hiciera a las puertas de un importante LIC marino (ES 7020116 "Sebadales del Sur de Tenerife") parecía un hecho secundario.

Una buena parte de la población de la isla, harta de macro-proyectos desarrollistas, se comenzó a movilizar y formó la Plataforma Ciudadana contra el puerto industrial de Granadilla. Como consecuencia de esta masiva movilización, que incluía macro-manifestaciones, concentraciones en distintos lugares de la isla, peticiones al Parlamento Europeo etc... comenzaron a llegar los actos judiciales con denuncias de Adena WWF, ATAN, Greenpeace, BenMagec etc. Asimismo, se pronunció en contra del proyecto La Universidad de La Laguna, La Sociedad Española de Ornitología, etc.

Manifestación contra el Puerto de
Granadilla (Foto www.nopuertogranadilla.org)


Como consecuencia de todo ello, La UE exige información complementaria sobre el Proyecto, produciéndose una auténtica maraña administrativa, a resultas de la cual, a día de hoy todavía se sigue luchando por la no construcción del dichoso puerto.

Grenpeece en su informe Destrucción a Toda Costa (2006) denuncia que, a lo largo del proceso, la Administración Canaria ha ocultado a las Comunitarias los informes económicos y ambientales negativos al mismo. Así mismo, El Ministerio de Medio Ambiente ocultó un informe del Organismo Autónomo de Parques Nacionales que incluía la zona costera de Granadilla entre la lista de candidatos a futuro Parque Nacional, debido a la presencia de extensas y bien conservadas praderas de sebadales (Cymodocea nodosa). Resalta Greenpeece que resulta evidente que la construcción del puerto, cuyo dique interrumpiría completamente el transporte de sedimentos tendrá unos efectos negativos irreversibles sobre estas praderas submarinas y toda la diversidad y riqueza biológica que albergan entre los que destaca la especie protegida Caretta caretta (Tortuga Boba)

Tortuga Boba (Foto del MAPA)

Una de las argumentaciones de la Autoridad Portuaria para justificar el proyecto era que, el Puerto de Santa Cruz ya no podía crecer más. Pues bien, actualmente se está ampliando la Terminal de Contenedores del Dique del Este. Dentro de esta ampliación, se encuentra la Nueva "Base de Contenedores, fase I", que está en ejecución; así como la "Habilitación de Explanada," que está en proceso de contratación. Las obras contratadas consisten, según la propia página de la Autoridad, en la construcción de 320 metros nuevos de atraque paralelos a la Terminal de Contenedores del Dique del Este, ganando una superficie aproximada de 57.000 m2. Para no ser ampliable, no está mal sacar casi 6 hectáreas. Además, existen, al menos, dos proyectos más de ampliación.

Otra de las argumentaciones de la Autoridad portuaria para no ampliar Santa Cruz era la posible afección a otro LIC marino, el ES 7020120 "Sebadales de San Andrés" que, según el Informe Destrucción a toda Costa (2006) y un estudio del Cabildo de Tenerife, se encuentra en un gran estado de degradación como consecuencia de la propia actividad portuaria, pasando de 84,4 hectáreas en 1997 a 6 hectáreas en 2006. Sin embargo, el sebadal del sur se extiende, en perfecto estado de conservación, a lo largo de las 450 hectáreas de mayor biodiversidad marina de la isla.

Ante la pérdida de los argumentos alegados por el Gobierno de Canarias, llega Berriel, nuestro inigualable Consejero de Medio Ambiente y Ordenación Territorial, y dice - Ah! bueno que el problema son los sebadales y la tortuga boba que están protegidas, pues las descatalogo y punto. Qué no sea por las algas y la boba esa.

Se me ocurre que, como poco, esto sugiere un estatus de gobernante bananero. Por no decir otra cosa.

Aquí la noticia en la Opinión de Tenerife y aquí el Orden del Día del Parlamento de Canarias donde se debatió tamaño desatino a pregunta del Diputado Santiago Pérez (PSC). desgraciadamente, la página del Parlamento de Canarias no ha publicado el texto de las sesiones desde la del 27.11.08.

3 comentarios:

Mapoto dijo...

'Quicir', cómo es que no me extraña...

copepodo dijo...

¡Guau! Eso sí que es nivel. Con esa política en muy poco tiempo quedarían resueltos todos los problemas ambientales canarios. A ver cuánto tardamos las demás autonomías en tomar ejemplo de esta política de conservación: hay que darle al lince su verdadera representación.

ricardo dijo...

Lo de otras autonomías no lo sé. Lo de Canarias, seguro. Ahora Berriel va a modificar la ley del suelo para facilitar la ocupación del mismo; osea, más cemento. El tío es un crack.

Vota

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...