16 diciembre 2009

Abyectas intenciones

Tras comprobar que el efecto 2000 no era más que una forma moderna de milenarismo, parece que ya está a punto de marcharse el 2009. Es decir, se ha esfumado una década y no se sabe dónde. Quizás, los menos avezados lectores, pensaran que lo peor de estos primeros años del siglo han sido asuntos como el cambio climático, la crisis económica, las guerras olvidadas etc. Pues están equivocados. De repente, va la vida y nos golpea. Y es que el Mapoto va y promete que dejará de hablar de tetas en Crucemos los Dedos. ¿Estamos locos? Acaso se puede permitir tamaño disparate, tremenda injusticia, semejante tragedia y mayor disgusto.

Amigos, alcemos la voz y digámosle a ese alfeñique que no estamos dispuestos a permitirle un ultraje de esas inenarrables dimensiones (el ultraje, eh). Aunque, si lo presionamos, a lo mejor, le convencemos de que desista de tan abyectas intenciones. Y eso.

¿Y yo me pregunto si no será esto una cortina de humo para distraer la atención de su supuesta participación en la San Silvestre lagunera?

7 comentarios:

eulez dijo...

Yo creía que es que iba a dejar el blog... en cualquier caso, el blog del Mapoto sin tetas no creo que tenga mucho sentido.

Mapoto dijo...

Ejem... no prometo nada.

Anónimo dijo...

Buen blog!! le invito a pasarse por el mio:

http://llegaelviernes.blogspot.com/

Un fuerte abrazo.

ricardo dijo...

Realmente, el blog de mapoto sin tetas no tiene sentido ¿O sí?

exseminarista ye-ye dijo...

Estoy de acuerdo, para eso que lo cierre. Espera, ¿¡has dicho la San Silvestre!?

Torcuato dijo...

¿Un blog de tetas?. Me parece que me paso a la competencia señor reptil.

ricardo dijo...

Ya no habla de tetas, sr Torcuato. Así que mejor quédese por aquí

Vota

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...