21 agosto 2007

Los genios también copian

No puedo negar que uno de mis músicos preferidos es George Harrison. Me agradan sus composiciones, su voz y el sonido de su guitarra. Me parece que su aportación a los Beatles es decisiva, que su carrera en solitario es una maravilla y que los Travelling Wilburys fueron un invento genial. Pero todo el mundo, sí incluso el bueno de George, tiene un muerto en el armario (o un cuñado) Pues bien, una de las canciones más famosas de Harrison fue "My Sweet Lord" incluida en All Things Must Pass, disco triple editado en 1970 con todas las composiciones que no alcanzaron a ser incorporadas en los discos de The Beatles. La canción es un himno a dios (todos los dioses, incluso el FSM) y una oda al buen rollito. La verdad es que a mi me gusta:


Pero, como por aquella época la radio ya existía, la escuchó un directivo de la discográfica Bright Tunes. Este tipo pensó que la melodía le sonaba... y cayó en la cuenta: ¡Las Chiffons!:


Total, que la Bright Tunes, le interpuso a George una demanda como un día de fiesta, y tras la celebración del juicio, el tribunal le condenó por plagio inconsciente de "He´s so fine" debido a las grandes similitudes de la melodía de ambas canciones (aunque según él, en todo caso, se había inspirado en "Oh Happy Day"):


Suponemos que el juicio supuso un importante trauma para un músico acostumbrado al éxito y el reconocimiento pero, George, un tipo que fue capaz de financiar "La Vida de Brian", no sólo se repuso del golpe sino que además, se supo reir de la situación como se demuestra en esta canción del Lp Thirty Three & 1/3 (1976) :


Al final, Harrison acabó haciéndose con los derechos de He´s so fine o, lo que parece ser lo mismo, de My Sweet Lord. Pero el susto y el dinero que le costó la broma, no se lo quita ni Doraemon Azulito

2 comentarios:

migue dijo...

¿Plagio inconsciente? ¿Se refiere a que la plagió sin querer?? ¿se puede condenar a alguien por eso? estamos tontos!! eso no es un plagio, será un coincidencia, en todo caso. Que absurdas son las sentencias de los tribunales a veces. O la copió, o no la copió, no se puede 'copiar inconscientemente'.

ricardo dijo...

Supongo que sería una de esas sentencias salomónicas (léase absurda)para contentar a todas las partes. George, paga una pasta, pero salva su honor.

Vota

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...