30 enero 2008

La Iglesia, El Día y los menores

En este post de julio de 2007, reflexionaba, tras una condena judicial al Arzobispado de Madrid, sobre la permisividad de la Iglesia Católica en los casos de abusos a menores en el interior de la misma. Esta actitud parece que persiste, a tenor de las declaraciones de Bernardo Álvarez, Obispo de la Diósecis Nivariensis, sobre los menores:

"Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece"

A poco que pensemos, se puede obtener del texto, a modo de exégesis, que Bernardito culpabiliza de los abusos a los menores, que son unos guarros. Es decir, culpabiliza a la víctima, tratando de humillarlas públicamente.

Así lo debió entender el columnista de El Día,
Manuel Alcántara. Lo que ocurre es que este impresentable, no sólo no repudia tan inmorales palabras sino que, además, las comparte y va más allá (en este panfleto ultaderechista e insularista están acostrumbrados a ir siempre un paso por detrás de los más retrógrado):

"Y en lugar de poner el grito en el cielo, sería bueno ver qué hay de cierto en esa denuncia que, valientemente, ha hecho nuestro Obispo cuando dijo "hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan", afirmación que de ser cierta -y si la dice el obispo merece ser creída- en cuyo caso debe ser perseguida por la autoridad competente."

Entiendo que la tesis de este tipo es que, cuando un cura o un obispo se folle a un menor, se investigue y se condene al menor por ir provocando. Y yo me pregunto, esta barbaridad no debería ser perseguida por la justicia. ¿Dónde está el límite de la libertad de expresión? ¿Nadie le va a pedir cuentas a este desgraciado? ¿No les recuerdan estas palabras a cuando se justifican violaciones a mujeres por llevar minifalda, vaqueros o cualquier otra prenda?

2 comentarios:

Migue Mora dijo...

De las palabras de Bernardo, no sólo podemos deducir que culpabiliza a los menores de que abusen de ellos. Si analizamos sus palabras, podemos intuir algo más.

"Puede haber menores que sí consientan, de hecho, los hay" Es e vidente que este señor tiene constancia de que hay menores que consienten mantener relaciones sexuales con miembros de la iglesia, por tanto, o él las ha mantenido o conoce a alguien que lo haya hecho, independientemente de la dudosa permisibilidad del menor.

"Incluso si te descuidas, te provocan" También es evidente que a este señor o a alguien de su entorno lo han provocado. Para que un menor te provoque a mantener relaciones sexuales y su provocación pueda tener como consecuencia un descuido de semejante naturaleza, te tienen que poner cachondo los adolescentes de 13 años.

"Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece" Un obispo con votos de castidad no debería saber mucho de la complejidad de la sexualidad.

Erebus dijo...

Ya caerá el malvado por su propia villanía, y cuando lo haga, brindaremos por su caída el más dulce de los vinos.

Vota

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...