04 diciembre 2008

Vida al límite

Por motivos de trabajo, tengo que ir este mes a la Gomera. Mi jefe, que casi se mata en el único "avión" que vuela a la isla, un Beechcraft 1900C operado por Naysa para Binter Canarias y cuya pinta es, más o menos, ésta:


me ha recomendado que vaya en este barco:



Y encima, la asociación de amigos del Gomera Sound (y todas sus variantes) me estarán esperando a pie de tierra.

Todo esto me ha hecho recordar un poema de José Ángel Valente que dice así:

"Y ahora danos
una muerte honorable,

vieja
madre prostituida,
Musa."


¿Qué he hecho yo para merecer esto mamasita?

5 comentarios:

Locke Demóstoles Vespinoza DeProfundis dijo...

Ay mísero de mí! ¡Ay infelice!
Apurar, cielos, pretendo,
ya que me tratáis así,
qué delito cometí
contra vosotros naciendo:
aunque si nací, ya entiendo
qué delito he cometido:
bastante causa ha tenido
vuestra justicia y rigor,
pues el delito mayor

—Calderón de la Barca cada vez que se subía a un Binter

ricardo dijo...

Oh mísero de mi

copepodo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
copepodo dijo...

Perdón por el lapsus (ruego al administrador que lo corrija).


Hace año y pico yo volé en un Yakolev 42. Sólo me di cuenta cuando, una vez sentados, me dio por mirar la hoja de seguridad. No sólo el vuelo fue bien sino que tuve el mejor aterrizaje que he experimentado.

De todas formas yo a la Gomera iría en barco sin dudarlo: la última vez que hice el trayecto vi delfines.

SoloYo dijo...

esta chulo el blog
http://soloyo-elmundosehavueltoloco.blogspot.com/

Vota

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...