04 marzo 2009

¿Flexibilizar el mercado laboral o abaratar el despido?

Ante el tremendo problema de paro que hay en España, me harto de escuchar que los empresarios y la derecha (a los que se ha unido el Banco de España y la OCDE) piden, para fomentar el empleo, "flexibilizar el mercado laboral español". Como soy de naturaleza curiosa, me informo sobre cuántas modalidades de contratación existen en este país. Así que observo que los contratos existentes en España, son muy numerosos, sin contar con la contratación y subcontratación en obras y servicios (el conocido como "outsourcing")


Como se deduce de la página del Ministerio de Trabajo (enlace anterior) se trata de un modelo con gran cantidad de contratos diferentes así como con numerosas bonificaciones, por tanto no se puede decir que sea encorsetado, precisamente. De hecho, se podría decir que es muy flexible ya que, además de que el despido actualmente es libre, permite al empresario acogerse a gran cantidad de tipos y subtipos de contratación.


No obstante, las quejas de estos sectores se refieren, principalmente, al coste de despido. Así que me pregunto ¿Cuánto cuesta el despido en este país? Y la respuesta es: depende. De acuerdo con Jesús Lahera Forteza (profesor titular de Derecho del Trabajo en la Universidad Complutense de Madrid; El País 15.02.09), se puede afirmar que, en España, existen tres costes diferentes, independientemente del tipo de empresa:


1. 8 días salario/año en la extinción de empleos temporales por obra o eventuales;

2. 20 días salario/año en despidos por causas empresariales con un margen de negociación sindical en los expedientes de regulación de empleo (ERE)

3. 33 o 45 días salario/año, dependiendo del contrato indefinido, en los despidos libres pagados inaugurados en el año 2002.


De lo que se deduce que, los grandes perjudicados del sistema son las PYMES, que tienen que soportar los mismos costes que las grandes multinacionales, y los trabajadores temporales ya que la protección de su empleo es prácticamente nula.

Además, de esta manera, según Lahera, las empresas utilizan claramente el empleo temporal como fórmula de abaratamiento del despido lo que ha dado lugar a que, en torno un 30% de la población activa, tiene trabajos precarios con bajas o inexistentes indemnizaciones. Por tanto, el pretender un abaratamiento de los despidos, es simplificar la cuestión hasta el maniqueísmo: despido gratis vs despido caro.

No sería más lógico pensar que, lo que se debe hacer, es simplificar el sistema (disminuyendo el número de contratos), penalizar los temporales con indemnizaciones más elevadas que la de los contratos indefinidos (evitando, de esta manera, el fraude de la concatenación de contratos temporales para cubrir un puesto que debería ser fijo) y favorecer a las PYMES respecto a las grandes empresas a través de menores costes laborales (vía costes de despidos y bonificaciones de la Seguridad Social).

Son sólo ideas. Pero, ante la tremenda campaña que la derecha política y social está ejerciendo en este tema, creo conveniente que se haga una reflexión crítica desde otros sectores y, por supuesto, que se haga un fuerte ejercicio de pedagogía para explicarlas a la población. Aunque, probablemente, sea mucho pedir a la ¿izquierda? de este país.


Viñeta: JRMora

3 comentarios:

copepodo dijo...

Me llevan los demonios cuando oigo eso de que lo que hace falta pàra acabar con el paro es abaratar el despido, pero claro, qué sabremos nosotros...

http://blogs.publico.es/vergara/1180/la-logica-empresarial/

En fin...

Anónimo dijo...

excelente blog, gran informacion, muy bueno lo de los despidos laborales

Anónimo dijo...

Coincido con el comentario anterior. Los despidos laborales van a acabar con todos nosotros. Gracias por publicar esta informacion.

Vota

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...