11 marzo 2009

Ötzi, un chungo de hace 5.300 años

Si pensabas que hacerse un "tatto" es de modernitos, estás muy equivocado. Pues eso, que no estás a la última. El abuelo Ötzi, conocido como el hombre de hielo, cuando murió en los Alpes italianos, hace unos 5.300 años, llevaba 50 tatuajes en su piel. Además vestía con pieles, incluyendo capa, chaleco, sobrero y calzas y, por supuesto, iba armado. Huelga decir que, un tipo con esas pintas tan sospechosas, murió asesinado a golpes y flechazos que le fueron producidos en dos ataques diferentes.

De acuerdo con el Corriere della Sera, y extraído de Rescatando el Tiempo, Las heridas, encontradas en su autopsia, fueron tres: un corte en la mano, fruto de un primer ataque, y después una herida de flecha, cuya punta ha sido encontrada bajo la axila derecha (vamos, el sobaco). Los científicos aseguran que, poco después de ser herido, mientras se desangraba, recibió el definitivo golpe mortal en la espalda con un objeto contundente. Se confirmó entonces que Ötzi fue asesinado, sufriendo una muerte lenta y agónica, seguramente por asfixia y/o desangramiento (que chungos los asesinos de la edad del Cobre).

Sin embargo, el abuelo, tampoco se quedó corto ya que, del análisis de ADN de sus objetos personales, se deduce que hubo presente en su muerte, al menos, cuatro personas, una a la que acuchilló, dos a las que asaeteó (con una misma flecha) y una cuarta cuya sangre aparece en su capa. Vendió cara su muerte.


Los "tattoos" del abuelo Ötzi

A mi lo que me inquieta es saber qué estaba haciendo el abuelo por ahí, solo y con ese aspecto estrafalario, todo un misterio. Lo que sí se sabe es que tenía algunos conocimientos de medicina. Entre ellos, destacan el conocimiento de las propiedades coagulantes de cierto musgo o de las propiedades anti-bacterianas del hongo del Abedul. ¿Le iba la medicina alternativa?

4 comentarios:

vespinoza dijo...

Si hubiera practicado las terapias alternativas habría sobrevivido. Es decir ir por un camino alternativo donde no te esperen 4 cafres

copepodo dijo...

Esa "terapia alternativa" es que era la única que había entonces. Me tengo que informar sobre las propiedades del musgo ese.

ricardo dijo...

Quizás sería más correcto decir que, el abuelo, era algo así como un farmacéutico de la época. Pero las pintas no le ayudan ¿Eh?

Anónimo dijo...

Más bien el William Burroughs de la tribu...

Vota

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...