01 diciembre 2011

La poesía en la música española

Loquillo acaba de publicar un nuevo disco, el tercero de su carrera dedicado a la poesía española. En él, se musicalizan diez poemas de Luis Alberto de Cuenca. Este hecho me ha puesto a reflexionar sobre el tratamiento de la poesía en la música española. Así, más allá de los versos de Machado y Miguel Hernández cantados por Serrat, existe material de gran interés. Por supuesto, el repaso debe empezar por Loquillo cuyo tratamiento se ajusta a su personalidad, tanto en la elección de la temática como en su tratamiento musical:



Bastante notable es el trabajo realizado por Taller Canario con poetas de las islas y, en especial, con Pedro García Cabrera. El acierto de estas canciones se basan, desde mi punto de vista, tanto en la belleza de los poemas elegidos como en la perfecta sincronización con la música. De todos ellos, les pongo A voz en cuello debido a que resume muy bien la filosofía de estas obras.



En su disco Omega Lagartija Nick colaboró con Enrique Morente, que fue criticado por el sector más heterodoxo del flamenco, para crear una obra en la que se le prestaba música a gran cantidad de poemas de Federico García Lorca, y se versionaban algunos temas de Leonard Cohen. Todo parece ser perfecto cuando le toman prestada la música a Cohen y la letra a García Lorca para obtener un resultado brutal:



El caso más paradójico es del Romance de la gentil dama y el rústico pastor, un texto anónimo que se cantaba antiguamente en nuestro país (siglos XVI y XVII) y que Sabina remusicaliza. El tema aparece en su disco Inventario (1978) y supone una rara excepción en el repertorio de este autor al que, normalmente, otros le musicalizan las letras que él escribe para sus canciones.


2 comentarios:

Nonsei dijo...

Soy un completo ignorante en flamenco, pero el disco de Lagartija Nick y Enrique Morente me parece una obra maestra.
Hoy se cumple un año de su muerte.

reptil dijo...

A mi también me parece un gran disco. Estaba dudando entre poner este tema y el que da título al disco: Omega. Finalmente me decanté por el Pequeño vals vienés porque es más conocida.

Vota

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...