04 junio 2007

Paisajes y paisanajes

Durante siglos, los canarios han emprendido una titánica lucha contra la erosión, la falta de suelo y las fuertes pendientes para lograr una agricultura de subsistencia que, hasta los años sesenta, fue crucial para la supervivencia de la población. Buena parte de las soluciones se basaron en los aterrazamientos de las laderas mediante muros de mampostería seca, dando lugar a los llamados bancales. Estos, junto con las galerías y pozos para la extracción de agua, constituyen las grandes obras de los habitantes de estas islas en el pasado; las verdaderas "catedrales de los isleños". Y con ellos, se ha logrado un fantástico paisaje agrario en el que la mano del hombre ha logrado modelar a la naturaleza para adaptarla a sus necesidades.


Vista de guía de Isora (foto propia)
.
Pues bien, a día de hoy, existen grandes arquitectos, estudiados y leídos de las más modernas tendencias mundiales, que afirman si rubor que paisajes como el de la fotografía de arriba, constituyen un impacto medioambiental, ya que las actividades que sustentaban en su pasado tradicional han desaparecido prácticamente en su totalidad. Además, afirman que la calidad de estos paisajes es baja porque denotan abandono y dejadez. Por tanto, como no albergan valores naturales, etnográficos, culturales ni naturales y se encuentran "degradados" por la acción del hombre, no merecen protección ni natural, ni paisajística, ni agraria y quedan expeditos para la urbanización (que no impacta)


Vista de las bellezas urbanístiscas que propugnan nuestros
urbanistas (foto http://www.aridane.org/)
.
Qué pensarían los urbanistas europeos si estos mismos popes del urbanismo salvaje, mercenarios del hormigón y la comisión dijeran que las ruinas griegas o romanas son impactantes porque "denotan abandono" ¿Merecen estas impactantes y devaluadas áreas ser recalificadas y plantarle urbanizaciones de adosados encima? Debe ser que sí.
.
Vista de la "degradación paisajística" en Grecia (foto www.mujeresdeempresa.com)

2 comentarios:

migue dijo...

Qué van a decir los arquitectos, amigo. Y los fabricantes de coches dirán que el gasoil no contamina. Los ingenieros de caminos que el asfalto es bonito y necesario para cualquier ecosistema..

Lo preocupante sería que la administración les hiciera caso.

Buena comparación con las ruinas griegas. ;)

JOHNNY INGLE dijo...

Ah,pues, Sr. Ricardo, como vecino que fui del municipio de Los Llanos de Aridane, no creo que este pueblo sea el mejor ejemplo de urbanización salvaje. De hecho, los palemeros están tan aplatanados que no hacen lo más mínimo por apuntarse a la lujuria del cemento, y se conforman con sus platanitos de toda la vida.

Los Llanos ha pasado de ser un municipio cutre y abandanado en la época de franco a un ejemplo de limpieza, ajardinados, buen estado de las calles, zona céntrica peatonal, pulcritud llena de vida, una ciudad pequeña, con encanto, sin prob lemas de masas ni de tráfico ni de nada. No hay en todo Tenerife un conjunto urbanístico que se le pueda comparar.

¿Pero de verdad existen esos arquitectos que abominan de los paisajes agrarios en abandono?
¡pero si las terracitas son lo que le da vida a las ortofotos de Google Earth!

Vota

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...